Archivo mensual: septiembre 2014

LYONESS Y LOS MULTINIVELES

la foto-2Me he motivado hoy a escribir tras haber visto recientemente el programa de la 6ª TV en el que se hablaba de los multiniveles. Porque si bien suelen gustarme bastante estos programas de investigación, me quedé con un sabor agridulce después de lo que el equipo de investigación hizo al respecto.

Fue agridulce porque esperaba una mayor profundidad sobre este tema tan poco tratado con seriedad en España, tan vilipendiado a veces al confundirlo con los sistemas piramidales y tan “manipulado” en lo que a mezclar todos los multiniveles como si todos fueran iguales.

Y lo hago motivado por el hecho de que yo estoy haciendo algo “parecido” a un multinivel para poder tener ingresos económicos que me permitan atender mis necesidades actuales y generar también para el futuro aquellos ingresos progresivos que me den seguridad más allá de la jubilación que me corresponda.

El programa de la 6ª fue interesante en cuanto que trata los sistemas multiniveles como un tema que empieza a verse en España, por mucha gente, como una forma de encontrar salida a la falta de trabajo, emprendiendo una posibilidad de negocio propio en el que la inversión suele ser muy poca y el riesgo está limitado, fundamentalmente, a la información a obtener, a la empresa en la que nos vinculamos como distribuidores independientes, al producto o servicio a ofrecer, a la profesionalización con que abordemos nuestro negocio y al “momentum” en el que nos decidimos a hacerlo.

Para los que estamos haciendo nuestro negocio dentro de la compañía LYONESS, y este es mi caso, fue bueno que no se nos mencionara en el programa. Y no creo que sea porque las cifras de venta de nuestra compañía no sean todavía muy altas, ni por falta de notoriedad de la misma. Creo que más bien es porque no se puede englobar a nuestra compañía como si fuera un multinivel al uso, porque el sistema de compensación y la manera de hacer red no es como los demás (y no voy a entrar en detalles porque no es el objetivo de este artículo), como tampoco los servicios que ofrece ni la manera de hacerlo.

En LYONESS no se vende nada concreto y se vende todo. Más bien se parece a una corporación como Amazón, Ebay o EL Corte Inglés en España, donde puedes encontrar de todo, tanto en las tiendas físicas como “on line”. Esta es la gran diferencia con respecto a otros multiniveles en los que has de comprar productos que en algunos casos serán de indudable calidad pero que en otros el comprador no tiene certeza alguna de sus resultados más allá de creer a quien se los ofrece o de confiar en lo que le cuentan. Así luego vienen las sorpresas, las insatisfacciones y las denuncias provocando que la opinión pública ponga en el mismo saco a todos los multiniveles.

Pero seguro que a nadie se le ocurre pensar que porque la NUEVA RUMASA en su momento actuó fraudulentamente con sus accionistas todas las empresas que salen a bolsa sean iguales. Pero la gente sí lo piensa de los multiniveles. Y, todavía peor es cuando asocian a los multiniveles con los sistemas piramidales, confundiendo, como decían nuestros antiguos maestros, peras con manzanas a la hora de sumar.

Basta con que una persona se dirija a Wikipedia para que le expliquen que los sistemas piramidales están prohibidos por ley en España. Luego, cuando una empresa multinivel funciona en España, hay que aceptar que la ley se lo permite. Además, los sistemas piramidales están planteados para la inversión en dinero efectivo u oro u otros valores económicos y no para productos tangibles o servicios. Otra cosa es que la forma de compensar a quienes se dedican al negocio tenga un sistema en el que se le premie por la cantidad de personas que ha ido incorporando a su red. Pero, que yo sepa, a nadie se le ocurre cuestionar que en las compañías de seguros se premie al agente de seguros por la cartera de clientes que ha ido creando a lo largo de su trayectoria profesional. Y esta cartera de clientes le generan al agente ingresos de por vida mientras que el cliente siga fiel a la compañía.

No quiero adentrarme más en estas cuestiones, porque quiero hacer énfasis en lo que LYONESS tiene de elemento diferenciador con respecto a otros multiniveles. Primero es la fortaleza de la compañía, presenta ya en 46 países, con un crecimiento desde su fundación en Austria en el 2003 que habla de la “bondad” de la idea y del sistema de desarrollo: “juntos somos fuertes al comprar y nuestras compras tienen reembolso inmediato en metálico”.

Al mismo tiempo, LYONESS no vende ningún producto concreto ni servicios, porque lo que hace es intermediar entre las empresas del mercado global y los usuarios de sus servicios para que puedan beneficiarse de los descuentos que estas empresas ofrecen gracias a la intervención de LYONESS. Así de sencillo, pero así de poderoso.

Cada vez hay más pymes que se incorporan al gran club de compras que es LYONESS por las ventajas que les ofrece en cuanto a la tecnología que pone a su servicio para que ganen en su marketing y publicidad y, sobre todo, en los resultados de fidelización de sus clientes e incorporación de otros nuevos. Y para los compradores, ofrece la ventaja de comprar a precios muy ventajosos obteniendo descuentos en dinero que se le reembolsan de manera inmediata.

Claro que, para que LYONESS haga llegar al mayor número posible de usuarios la posibilidad de formar parte de este “CLUB” utiliza el más poderoso sistema de publicidad y ventas, que no es otro que la RECOMENDACIÓN. Y, es normal, que para quienes recomiendan la compañía a otros usuarios, ésta haya establecido un sistema de compensación que hace muy atractiva nuestra recomendación.

Para quienes sintáis curiosidad sobre este sistema no tengáis ninguna duda de dirigiros a mí para que os lo aclare, porque estaré encantado de hacerlo y comprenderéis que es posible compatibilizarlo con otras actividades. Porque eso es lo que yo hago con mi música y mis conciertos, ganando al mismo tiempo un dinero justo, solidario y creciente que me permita asegurarme una digna jubilación.

Os iré contando más cosas sobre LYONESS, con la única finalidad de que quienes me conocen entiendan por qué una persona como yo ha aceptado recomendar a esta compañía y en qué me beneficio yo y quienes como yo deciden hacer lo mismo.

Con gratitud

Tomás Contell

LA BELLEZA Y EL AMOR

_DSC8577Anoche tuve un sueño. Como tantas otras veces no consigo recordar su contenido al despertarme. Pero hay dos palabras que se han quedado grabadas en mi interior: Belleza y Amor. Era como un concurso en el que un grupo numeroso de personas habían sido convocadas para, estando como encerradas para mejor pensar, debían dar respuesta a lo que se nos había planteado al grupo: ¿cuál era la clave para salir adelante en un mundo como el actual? Después de recopilar datos, información, documentos, etc. me surgían ideas que iba anotando buscando luego la forma de hilvanarlas y dar con la mejor manera de integrarlas y resumirlas. Fue así como surgieron las palabras BELLEZA Y AMOR. El orden no importa. Pero el significado de cada una de ellas sí.

La Belleza es algo que nos cautiva, que nos atrae, que nos motiva, que nos apasiona, que nos impulsa a realizar las mejores acciones en nuestra vida, la mejores manifestaciones artísticas. Buscamos la belleza en un paisaje, en una mirada, en un sonido o conjunto de sonidos, en la comida, en los movimientos, en las formas, en el tacto, en los olores, en todo cuanto nos rodea…

Su opuesto, la fealdad, lo vemos como imperfecto, alejado de lo que debería ser la máxima expresión de algo, como una inacabada melodía, como una pintura sin alma, como la falta de armonía en los movimientos o en las formas. Lo feo no es feo en cuanto feo, sino en cuanto nos recuerda que se aleja de lo bello.

Y, aunque seamos capaces de ver en lo feo la belleza escondida que está por descubrir, nos crea una reacción de intranquilidad, de falta de paz porque está todavía alejada esa fealdad de lo que tiene que descubrir que es, en esencia, su propia belleza. Es como tomar conciencia de que todo cuanto no es bello, lo es porque no ha iniciado todavía el camino hacia la búsqueda de su propia belleza escondida.

Y visto así, puedo empezar a ver algo hermoso hasta en lo feo. Porque hay un sentimiento que va surgiendo en mi manera de ver lo feo, en mi manera de enfocar la realidad que no me gusta.  Ese sentimiento es el que marca la diferencia entre huir de lo feo, aborrecerlo incluso, rechazarlo, no aceptarlo, llegar incluso hasta odiarlo o, por el contrario, sentir una gran compasión, ternura, cariño y enorme deseo de acompañarlo hacia la búsqueda de su belleza escondida.

Y ese sentimiento es el AMOR.

El AMOR es, como siempre acabo descubriendo, la gran fuerza que todo lo mueve, que todo lo transforma, que todo lo hace BELLO, porque el AMOR es BELLEZA PURA. Todo surge del AMOR y todo tiende a ÉL. Cuando hay AMOR todo es perfecto, todo está en calma, todo es PAZ, todo es comprensión, todo es vida en acción, todo es pureza y armonía. Cuando me enfoco en ver dónde está lo bello en lo feo, y lo enfoco desde el AMOR, todo lo veo diferente. Y yo me siento diferente.

Cuando siento AMOR, toda la energía del Universo la percibo a mi alcance y servicio, pienso que todo es posible, que los miedos ya no existen, que cuanto sueño y deseo puedo alcanzarlo, que aquello que veía como feo tiene escondida una gran belleza que ahora sí soy capaz de ver. Y comprendo que cuando el AMOR entra de lleno en lo feo, su transformación será inevitable, será progresiva y llegará a ser más grandiosa todavía gracias al camino que ha emprendido y por la maravillosa mutación que se producirá.

El AMOR nos lleva a la BELLEZA suma. Y la BELLEZA nos hace sentir la grandeza del AMOR. Y la verdadera GRANDEZA del AMOR es aprender a verlo y sentirlo tanto en la BELLEZA como en la FEALDAD. A partir de ese momento descubrimos el gran poder transformador del AMOR, pues lo bello es más bello y lo feo empieza a dejar de serlo.

Mi sueño ya no lo recuerdo, pero los sentimientos que provocaron en mí esas dos palabras se han quedado grabados en mi corazón para siempre y quería compartirlos.

Con gratitud

Tomás Contell

Smiley face
* Campos obligatorios