CADA DÍA SOMOS MAS… CON ÁNGEL LÓPEZ

angellopez2-300x300Hace unos días escuché a Ángel López en una conferencia que dio en Valencia, con motivo de dar a conocer el seminario del 18 y 19 de julio que ofreció en la sala Flumen de Valencia, al que también tuve el placer de asistir. Le conocí hace unos años cuando compartimos experiencias en Londres con Toni Robbins en el 2012. Ya había asistido Ángel a otro seminario en Rímini del que está siendo su principal inspirador, Tony Robbins, para llevar a cabo su curso intensivo “Creadores del destino”.

Cada día disfruto más cuando me encuentro con personas que se están convirtiendo en la “mejor versión de ellas mismas”. En otros momentos de mi vida, cuando veía a personas mejorar sus facetas, bien personales o profesionales, se me generaban ciertas emociones que iban desde la admiración por sus logros por una parte, hasta un cierto sentimiento de inferioridad en mí, por otra parte, por no estar alcanzando un nivel superior como ellos/as en aquellas habilidades que también reconozco que poseo, pero que no las estoy llevando a un nivel de mayor excelencia.

Ahora no es así. Ahora me estimula ver cómo crecen las personas, cómo contribuyen a mejorarse a sí mismas y a su entorno, cómo crean puentes de experiencias e intercambios de aprendizaje para que los demás puedan hacer suyos sus propios logros, cómo se está generando una “cultura” individual de que todos somos “UNO” y que nuestro compromiso personal de mejora hará que este mundo sea un lugar mejor donde vivir. Ahora siento que la humanidad, como tal, empieza realmente a entender que la verdadera transformación del ser humano se producirá cuando cada uno de nosotros saquemos a flote lo mejor de nosotros mismos.

Ahora me siento engrandecido cuando veo que personas como Ángel sienten que su misión es “despertar” conciencias, lo que les hace sentirse grandes ante ellos mismos, pero también ante mí y los demás, haciendo que esa grandeza me estimule a seguir en el camino de descubrir la mía propia. Ahora disfruto, de verdad, compartiendo experiencias con personas mejores que yo sin que surja ese sentimiento de insatisfacción por no verme como me gustaría ser. Será porque ya me siento en el camino hacia la mejora personal y todo me estimula y todo lo veo como una oportunidad para seguir aprendiendo y mejorando.

Decía nuestro mutuo maestro Fernando Moreno, cuyo tránsito a un nivel superior de consciencia nos sigue motivando a ambos a aplicar sus enseñanzas, que no dejáramos de leer repetidas veces el librito de Wallace D. Vates “La ciencia de hacerse rico” y practicar sus enseñanzas. Y una de ellas, que la comentaba con Ángel, dice que el Universo es cooperativo y no competitivo y que cuando entendemos que tanto la riqueza como cualquiera de los dones que nos han sido dados son inagotables y que debemos “explotarlos” para nuestra felicidad, descubrimos cuántas personas y circunstancias se van a ir armonizando en nuestras vidas para que hagamos realidad esa verdad.

Cooperar es la clave, sentir que, todos juntos caminando en la dirección de descubrir nuestra grandeza, hará que nos sintamos libres y poderosos y que cuando veamos a alguien a nuestro lado crecer y contribuir, sintamos que con el aumento de la vibración de su grandeza personal, nos vamos a enriquecer todos los demás. Y que, si nos sentimos menos que otros, es porque todavía no hemos despertado a un nivel de conciencia personal en el que estamos llamados también a vibrar y descubrir nuestros dones y llevarlos a niveles superiores de desarrollo.

Gracias Ángel por lo que veo en tí, por tu compromiso adquirido de crecer sin límites y ofrecer a los demás la mejor versión de ti mismo, por tu espíritu de superación y esfuerzo que te ha llevado a vencer cuantos obstáculos se han interpuesto en tu camino, por tu misión de despertar consciencias y contribuir al crecimiento personal de los demás.

Cada día encuentro más y más personas en esta dirección. Cada día siento que como humanidad lo estamos haciendo mejor y que, si no tenemos en ocasiones esa sensación, es porque los que no están alineados en esa dirección, si bien son minoría, hacen mas ruido, su negatividad es más vitoreada y se da a conocer más que las buenas obras que diariamente se producen en el mundo.

Pero, de cada uno de nosotros depende cambiar esa realidad, mostrando a los demás con nuestra actitud, con nuestra sonrisa permanente, con nuestro corazón lleno de amor, que lo estamos haciendo bien y que los resultados ya empiezan ya a notarse.

Con gratitud

Tomás Contell

Smiley face
* Campos obligatorios